viernes, 9 de mayo de 2014

Como cabras !!!!

Ángel García


Es el puente de mayo y algunos podemos dedicar el día del trabajo a nuestro trabajo favorito: explorar frías y húmedas cavidades..

De todas formas sólo nos juntamos Pedro Merino ,Cristóbal y yo, por lo que buscamos un objetivo que no precise mucho material, y que nos permita salir pronto para que algunos atiendan a la familia. Así que vamos a terminar la escalada que hizo Cristobal con Pedro Hierro y que dejaron sin terminar en la sala de la cascada.
El día amenaza lluvia y desde el bar de Margari la cosa no tiene buena pinta, pero es lo que hay y subimos al collado, donde al aparcar nos miran indiferentes dos corzos justo frente al coche, luego se ríen de nuestra incapacidad física y salen disparados por las crestas.

Cabreros modernos

Nosotros, con nuestras inseparables compañeras las mochilas , tomamos el camino de Rubicera, durante el que nos acompañan las cabras de un gran bando que se refugia en las cornisas.
Afortunadamente no nos mojamos y a las 11:00 estamos entrando en la negrura, y para la 13:00 hemos llegado a la zona de la escalada sin más problema que la habitual sudada que llevamos alguno de nosotros.

Comemos y Cristóbal asciende la cuerda fija hasta la reunión que dejó la última vez en medio de la pared. Luego subo yo para asegurarle y cuando llego me avisa que uno de los 2 spit de la reunión se gira… El otro también está metido en roca mierdosa, pero me abstengo de dar mi opinión al respecto.
Clava otro spit con gran esfuerzo, pues el taladro parece que no funciona bien, y luego mete varios dbz tras múltiples pruebas buscando roca sólida. Tras una hora de escalada con un taladro que no funciona y una roca que no merece ese nombre, por fin se da por vencido el Cañetero, y se baja de mala manera. No ha conseguido encontrar ningún trozo de pared que no se caiga a trozos. Resignados, nos bajamos abandonado material y mucho trabajo, envueltos en barro pegajoso... lo que se dice una delicia de escalada.

Cañetero en Acción

Como a burros no nos gana nadie, estudiamos una vía indirecta para atacar la zona y queda concretada para la próxima salida, ya que el taladro parece que ha dejado de funcionar bien y hay que sacarlo.
De nuevo algunos sudamos y sufrimos en el ascenso por la fina cuerda y los péndulos aéreos de la sala y las galerías ramposas con el río excavado en su centro.
Llegamos a los niveles superiores de las galerías y hacemos una corta escalada y pasamanos para revisar unas curvas de la galería en las que se parece intuir alguna entrada. Como el taladro va fatal sólo se consigue clavar medio spit y, con algún seguro más, el Cañetero cruza la cornisa y desaparece para volver pronto diciendo que ha salido a otro punto de la misma galería, por lo que desmontamos y nos salimos.
Llegamos prontito al exterior y parece que llueve un poco con viento, pero no nos mojamos aunque las cabras se han concentrado en las cornisas y es un espectáculo verlas saltar a nuestro alrededor cuando pasamos.





El resto es lo habitual: llegar al coche con el agua en los talones, y bajar al bar de Margari a hidratarnos como buenos deportistas…

Video de cabras locas:

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario