martes, 18 de agosto de 2015

Carcabon historia de Amor y Odio




Este verano los del AER hemos participado en dos ataques a esta cavidad que amenaza con convertirse en una de las grandes y  como ya dijimos en el artículo del  29 de octubre, lleva muchos años en nuestra lista de objetivos.

Carcabon 12 de Julio de 2015

Wichi en compañía de Patrick, Sandrine y algunos de sus amigos franceses entran en la cueva con el habitual suplicio de los estrechos y barrosos tubos que muy acertadamente se han llamado Coloscopia, que les deja en el primer lago con sus playas de barro pastoso.
video
Varias cuerdas de subida y bajada permiten llegar al segundo lago cuyo techo no está lejos y no inspira confianza en caso de crecida.





Poco después llegan a las grandes galerías que encontramos en el último ataque de 2014, cuando suben al montículo donde se dejó el hornillo y algo de pasta comprueban que el agua lo ha arrastrado a pesar de estar más de 20 m. por encima del nivel actual del agua.
Pronto alcanzan la punta del año pasado y siguen avanzando por grandes galerías en general, con varios cruces que se quedan pendientes de explorar.
No hay rastro del río pero si varias vadinas restos de la última inundación y el nivel apenas varía mientras recorren centenares de metros.
La galería principal parece cerrarse y da paso a unas más modestas, con numerosos cruces, que exploran hasta que un pozo les corta el paso.
Inician el retorno que les lleva más de cuatro horas, por lo que pensar en el vivac se hace inevitable pero pensar en vivac en esta ratonera da “mucho miedo”.
Han explorado casi 2000 m. de galerías

Carcabon 8 de agosto de 2015

Por fin conseguimos sincronizarnos con Sandrine y Patrick, para poder ir juntos al Carcabon.
Yo no pensaba ir porque me saque el hombro hace dos meses y aún estoy rehabilitando, pero algún día hay que empezar a hacer cuevas , así que acabo apuntándome. Pero no sin miedo a que los esfuerzos que tengo que hacer para pasar algunos pasos y para arrastrarme por la tubería de barro me resientan el hombro y no quiero pensara en salir de allí con el hombro fuera…
Con esos fantasmas en la mente nos acercamos Wichi y yo a la boca donde hemos quedado con los Degouve. Tras los saludos de rigor , decidimos el material a llevar , nos ponemos los neoprenos debajo de los monos y para adentro.
Comienza la sesión de contorsionismo y esfuerzos rastreros, aunque mi brazo aguanta y mi confianza aumenta al mismo ritmo que mis resoplidos.
video 

Llegamos al primer lago y Patrick ya dice que el nivel está más alto que la última vez, cosa extraña ya que hace mucho que no llueve apenas en la zona de Ramales.
 
Tras pasar la Gincana de cuerdas llegamos al segundo lago y o sorpresa “esta sifonado”…

 
Como puede ser ..si apenas ha llovido. Nos devanamos los sesos, pensando como es posible que con tan poca lluvia haya subido tanto el nivel del lago.
Como dice Sandrine “Esta cueva da mucho miedo”.
Revisamos una sala lateral al lago y valoramos la opción de hacer alguna escalada en esta sala a ver si es posible puentear el sifón, pero eso será otro día.

video
video 
Volvemos con las orejas gachas y muy mosqueados con esta cueva, mosqueo que aumenta muchos grados cuando al volver al primer lago, vemos que el agua ha subido unos 10 cm. en una hora.. Joder con la cueva si fuera no está lloviendo y esta mañana solo había un poco de llovizna…
 
Salimos al exterior tras otra sesión de reptar y resbalar  y para celebrar nuestro fracaso, nos vamos a Vegacorredor a tomar unas cervezas y comer el bocadillo.


video 

Como no hay mal que por bien no venga, disfrutamos de una agradable charla con cerveza y comida con múltiples especulaciones sobre el origen de las aguas del Carcabon.
Terminamos la jornada de espeleo con un lavado del material en el río, que además de agua la cueva tienen mucho barro.

   Nota: Mas tarde en casa de los Degouve, una jornada de ordenador nos permite volcar las medidas del sensor de presión y temperatura, que ha estado instalado en el primer lago durante un año. Las medidas indican crecidas de hasta 27 m. de altura y unas curvas de descarga que son bastante agudas en su crecida y más suaves en su descarga, sobre todo los metros finales.







No hay comentarios:

Publicar un comentario