lunes, 18 de febrero de 2013

Cuscus y ronquidos

Diario de Bitacora 02-02-2013
El pronostico del tiempo es horrible y si tuviéramos un poco de sentido común nos iríamos de fiesta, pero como no tenemos de eso.. Aquí estamos de nuevo preparando los trastos para volver  Rubicera y esta vez para quedarnos alguna noche  en el nuevo vivac.

Como algunos tenemos trabajo el viernes, no entraremos hasta el sábado, el resto irán el viernes noche en medio de una noche lluviosa que les cala hasta los huesos..
Wichi en un giro del descenso a la boca pierde el saco y ropa de repuesto que cae por las paredes y desaparece, lo que le garantiza unas noches frescas de vivac..
Sobre las 23:00 están en el vivac y los que pueden duermen hasta que Wichi les pone en pie a las 06:00 de la mañana y les prepara un muy frugal desayuno..
Se van para la punta en las galerías de “la Espeleogénesis explosiva” y forman dos grupos de 3 con los Pedros y Cardin revisando galerías laterales que bajan al río.
Moi, Cristobal y Wichi, continúan en el final del día anterior, por una galería amplia, que en algún punto baja al río , que se sifona o estrecha mucho.
Finalmente la galería parece cerrase por bloques y solo unos pasos en gatera, en general ascendentes y hacia el noroeste permiten un penoso avance hasta llegar a lo alto de una gran sala , que no pueden bajar por haber dejado el material en las gateras.
De vuelta ascienden a una galería fósil por encima de espeleogenesis que recorren durante unas centenas de metros hacia el este.
Cuando salen nos encontramos con ellos los chicos del equipo sábado.
Nosotros hemos entrado el sábado a pesar de que en Ramales granizaba de lo lindo y lo civilizado habría sido irse al bar. La suerte nos sonríe y pillamos una ventana sin lluvia aunque el viento nos derriba varias veces antes de llegar a la boca de Rubicera.
Nos cambiamos y montamos el Nikola, ya que hemos quedado con el resto en hacer pruebas de conexión a ciertas horas.. Es un fracaso y no hay noticias de los equipos del fondo.
Entramos y el frío de la calle se sustituye pronto por el calor y sudor de la progresión por rampas y gateras. Llegamos al vivac y comemos algo tras una discusión sobre que se entiende por “al dente” en la pasta.
Bajamos por el río y cuando este se calma en una playa, montamos de nuevo el nikola con idénticos resultados, por lo que nos vamos al pozo de acceso a la gran sala que pretendemos mejorar.
Zape comienza la nueva instalación por el techo, hasta enlazar con la antigua y comienza una extraña danza para tratar de poner un fraccionamiento en medio del volado..

Vuelos y mas vuelos empotrando de todo para pegarse a la pared, mientras Marta se troncha de risa.
Queda claro que a los de Castro a burros no les gana nadie y el fraccionamiento queda instalado, así como algún otro en el P40 que hay al final de la sala.
Ponemos el pié en el nivel fósil tras bajar un pozo que recibe dos cascadas cuyo agua ha labrado una curiosa piedra en forma de galleta príncipe de 1 m. de diámetro.
El agua termina en un sifón , junto a otro aporte que cae por una fisura diagonal.
Se ascienden dos cortas cuerdas y por una corta gatera y una diaclasa vertical accedemos a una galería de 6 m. de diámetro y suelo arenoso.
Allí vemos parte del material de los equipos que nos preceden y buscamos un paso entre bloques al norte que conduce a un meandro desfondado en cuyo extremo llega otro río bastante caudaloso estos días. Es un cañón alto y que coge anchura en el techo.
En el indicio del meando se instala una cuerda y bajamos 10 m. hasta un nivel arenoso, que hacia el norte precisa otra cuerda y conduce al rió aguas abajo y poco después a un sifón.
Topografiamos y desinstalamos y también se topografía el meandro arenoso hacia el sur hasta que se cierra.

video
Volvemos al cañón y Zape trepa a un nivel superior que lo conduce casi al techo del cañón donde vemos su luz y cuando vuelve nos dice que ha subido unas rampas y una sala de bloques que cae de nuevo al cañón.
Marta y yo ascendemos para topografiar la zona y de paso algún tubo mas que encontramos, mientras Zape trata de avanzar a nivel del agua , pero una cascada se lo impide finalmente.
Volvemos a la galería de la Espeleogénesis y tras comer algo damos una vuelta por esta bonita galería hasta que nos encontramos con el equipo de punta que retorna.
Tras los informes habituales de nuestras respectivas exploraciones, iniciamos el camino de vuelta al vivac donde ya se deben encontrar los Pedros y Cardin que se han cruzado con nosotros sin vernos.

Almohada modelo "ACME", para cabezas duras...


El ascenso se realiza en dos horas sin mas inconveniente que el barro que cubre algunas paredes de los pozos.
En el vivac encontramos a los “niños” acostados y comenzamos el ritual de quitarnos los monos y trastos embarrados para hacer una suculenta cena con los ingredientes que Wichi a comprado para dar de comer a los animales..

Como él dice encargar la compra a un “parado” tiene sus consecuencias y la inversión de 2 € por persona no da para grandes lujos. De todas formas el cuscus sabe a gloria y todos terminamos llenos y listos para dormir tras unos tragos del orujo de Moi.

Como no cavemos todos en la tienda al final 3 dormimos fuera y Pedro merino que le ha dejado su funda de vivac a Wichi y usa una esterilla de papel de fumar, pasa frío y se nos levanta de mal humor.
Son las 01:00 y Wichi y Cristobal hablan de levantarse pronto.. Los de castro tiemblan y temen por sus neuronas...
Las 07:00 y los culebrillas están en pie y nos hostigan sin piedad para levantarnos ,cosa  que hacemos poco a poco para disfrutar del desayuno modelo “parado”.
Finalmente nos vamos poniendo en marcha y a las 11:00 estamos en la boca con luz para variar y un tiempo razonable para lo que estamos acostumbrados.
Queda ascender las rampas herbosas y bajar la pista fangosa pero finalmente llegamos a los coches donde nos espera el descanso. O no.. , ya que el coche de Zape esta pinchado y es la guinda del pastel de este maravilloso fin de semana campestre donde al menos hemos topografiado mas de 1500 m. de nuevas galerías.
Bajando por el valle del Asón nos vemos atraídos como Ulises por las sirenas, hacia los bares de la comarca y como deportistas de elite damos mucha importancia a la hidratación.


5 comentarios:

  1. en dos dias no es gran cosa ,a otros les salen mas historias

    ResponderEliminar
  2. al otro anonimo: esto se llama exploración, a veces mucho a veces poco a veces nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tal vez tengais que llamar a mas gente para que os hechen una mano

      Eliminar
    2. No hay problema, pero como hay que fomentar la paridad que sean chicas por favor, que para brutos ya tenemos de sobra..

      Eliminar
    3. LAS MUJERES SOLO TRAIN LIOS .ELENGARMAU

      Eliminar