viernes, 26 de mayo de 2017

Las Fuentes del Nilo

Sabado 20 de mayo de 2017



Wichi tiene un sábado libre y lanza convocatoria para ir a explorar el río de la Maza, pero las últimas lluvias lo desaconsejan, así que cambiamos de objetivo y decidimos terminar la escalada de la semana pasada en busca del rio Perdido.
Por tanto a las 10:30 estamos en el bar de Margari, tomando café y comentando la visita de Calleja a la comarca.
Poco después cargamos las mochilas a la espalda cosa que de nuevo temo provoque a mi hernia discal, pero otra vez me sorprende y parece que le sienta bien el paseo.
El recorrido por la cueva tampoco empeora la situación y sin novedad llegamos a la base de la escalada, donde comemos algo y mandamos al comando andaluz en cabeza, para terminar la escalada, mientras Wichi , Zape y yo, revisaremos alguna posible ventana en el pozo fósil, para ver si llegamos al pozo activo.

FOTO MARTA

Colgarme de la cuerda será otra prueba a superar y lo hago con éxito, sin que mi ciática se queje.
Subimos hasta una pequeña repisa cerca del fin de la parte escalada por los colegas de la SEII, pero vemos que la única opción posible para llegar al pozo paralelo activo, es una rampa pozo que hemos dejado más abajo, por lo que descendemos de nuevo y Wichi y Zape descienden instalando, ya que no hay restos de que nadie haya pasado por allí.


Finalmente salimos a una ventana sobre el pozo activo que completamente cubierto de coladas y regado por el agua, continua hacia el infinito y más allá..
Volvemos atrás olvidando esta ventana de tan mala pinta y esperando no tener que subir por allí. Pronto nos agrupamos en la base de la última escalada que están haciendo Marta y Cristobal, después de una zona estrecha del pozo y donde parte un pozo ciego, que bajó Zape en otra ocasión. Están cayendo trozos de tierra y barro así que no nos podemos acercar a la base hasta que terminen.


De pronto oímos a Marta dar gritos y decir que hay un gran pozo con un rio.. Dice algo de Fuentes del Nilo… con su imaginación habitual, puesta en efervescencia . Oímos un gran ruido cuando algunas piedras o barro caen por ese gran pozo.
Subimos haciendo la topo y al final de la escalada un estrato de arenisca de un metro de grosor, marca el fin de la gran chimenea que hemos estado escalando.
Llego el último a la gatera de tierra que pasa sobre el estrato, restos del camino del río que formó este pozo, el aire es fuerte. Unos siete metros más adelante la gatera se desfonda en un amplio pozo cubierto de coladas. Enfrente un ancho laminador trae el agua que se precipita por el pozo.

FOTO MARTA

Marta sigue exultante mientras Cristobal inicia una delicada travesía para llegar hasta el laminador acuático. Cuando termina, constata que el laminador es demasiado bajo y es imposible pasar, ni hay opción de desobstruir.
Es un palo bastante grande después de tanto trabajo, por nuestra parte y de los chicos de la SEII, pero la espeleo es así y hay que asumirlo y ponerse a pensar en el siguiente objetivo.


FOTO MARTA









FOTO MARTA





videoDescendemos desinstalando el pozo y al llegar abajo como es pronto decidimos revisar algunas cosas de la galería. Mientras Marta y Zape instalan una fisura perpendicular al río, yo voy en busca de una gatera con aire, el resto desobstruyen un paso a otra gatera.


Buscando la gatera reviso una galería lateral, con varios cruces, en la que poco después oigo las voces de Zape, cuya fisura ha cruzado hasta la galería que yo recorro, hasta un desfonde donde se aprecia el rio más abajo.
Me doy la vuelta constatando algunos sitios con posibilidad de revisión, los castreños también se retiran de la fisura y nos reagrupamos en la desobstrucción, que han terminado arrastrándose hasta encontrar huellas de que se accede por otra parte.




FOTO MARTA

FOTO MARTA

Mi ciática ya me molesta mucho y aprieto el paso en el camino de retorno, para que el suplicio termine antes y porque andar me molesta menos que pararme, por lo que volvemos a la carrera, con los demás pensando que me he vuelto loco o que es una competición..
Salimos de día y hacemos la foto de rigor, que para variar sale a la primera cumpliendo los altos índices de calidad que exige la fotógrafa…
Tras desequiparnos y preparar las mochilas ascendemos hacia los coches y de nuevo procuro parar lo menos posible. Una hora después estamos en los coches y tomamos el camino de la Gandara donde descubrimos que hay fiesta y música, que despierta los instintos básicos de Marta que arrastra a Zape a la pista de baile, o más bien al prado de baile. Yo me conformo con encontrar donde sentarme mientras me bebo mi calimocho de hidratación..

FOTO MARTA


Nos vamos que hay que cenar como es debido para celebrar el próximo cumple de Cristobal, que aunque parezca mentira también cumple años como el resto de os seres humanos.
Ha sido una exploración bonita y emocionante, pero como muchas otras no ha dado los resultados esperados…Volveremos….


No hay comentarios:

Publicar un comentario